Open/Close Menu Firma de Abogados de Lesiones Personales
Guía Para Testigos De Accidentes De Coche

Guía Para Testigos De Accidentes De Coche

 

Las personas que viven en ciudades de gran tamaño están constantemente expuestas a situaciones dentro o fuera de su control, las cuales acarrean consecuencias, tales como los accidentes de coche. En todo accidente de coche es imprescindible contar con testigos que puedan informar de las circunstancias en las que se produjo el incidente, es decir, el lugar, la velocidad a la que circulaban los vehículos, si alguno no respeto una señal de tránsito, en definitiva, que permitan reconstruir el hecho. La importancia de un testigo radica en que este puede ser utilizado en un testimonio oral, con el fin de convencer al juez o jurado de la responsabilidad del demandado. 

Muchas veces es difícil conseguir testigos dispuestos a participar en un proceso legal, porque la gente piensan que perderán su tiempo, que los juicios se pospondrán, que tendrán contratiempos en sus testimonios y que al final no obtendrán ningún beneficio por la ayuda proporcionada. Sin embargo, ser testigo constituye un deber de ciudadanía, un acto de colaboración con la justicia. Por este motivo, en rigor, no es necesario pedir a alguien que sea testigo, basta indicarlo. Sin embargo, existe la tradición de pedir previamente a la persona que sea testigo. Cualquier persona debería pensarlo detenidamente antes de negarse a ser testigo, ya que quizás el día de mañana también pueda necesitar de alguien para el mismo propósito.

 

GUÍA PARA TESTIGOS DE ACCIDENTES DE COCHE

Al encontrarse en el momento en que ocurre un accidente de coche y ser testigo de este usted debe:

  • Llamar a los servicios de emergencia de inmediato si hay víctimas;
  • Comprobar solo si es posible si la víctima puede respirar y si tiene latidos cardíacos, también puede hablar con ellos para mantenerlos despiertos (especialmente si hay una lesión en la zona de la cabeza) y hacer todo lo posible para tranquilizarlos hasta que llegue la ayuda;
  • Juzgar la situación mediante la observación, por frustrante que parezca, no debe intentar sacar o mover a las personas heridas del vehículo, incluso si tiene alguna formación en primeros auxilios;
  • Evitar ofrecer alimentos ni bebidas, ni siquiera agua. Mover o alimentar a personas que acaban de sufrir un traumatismo puede agravar las lesiones (por ejemplo, en la columna, que pueden provocar parálisis) e incluso provocar hemorragias internas. Su voluntad de ayudar puede causarle problemas a la víctima;
  • Si la vía está obstruida, colabore con la colocación de señalización para que ningún otro coche, ante lo sucedido no pueda frenar a tiempo, acabe empeorando la situación;
  • Intentar recopilar información de los conductores y vehículos involucrados, así como información sobre el lugar y hora del accidente, para proporcionar esa información posteriormente a las autoridades;
  • Remitir los datos de conductores y vehículos para la policía, de esta manera tendrán constancia del evento y, así, proceder con las debidas investigaciones;
  • No abandonar el sitio del accidente hasta que los servicios de emergencias o las autoridades hayan llegado.

 

PROTECCIÓN DE LA ESCENA

En accidentes de coche la protección de la escena es primordial, y para lograrlo se deben tomar algunas medidas para ayudar a los heridos y también prevenir otros accidentes.

  • Marcar la ubicación del accidente para que otros conductores y peatones entiendan lo sucedido, evitando así que intervengan o corrompan la escena.
  • Preservar la escena tal y cómo se encuentra luego del accidente, ya que esta contiene información como: la altura a la que se localiza el daño, la presencia de rayones acompañados de restos de pintura contenidos en la pintura y la dirección de ciertos hundimientos que pueden indicar, respectivamente, la altura del vehículo con el que chocó el coche analizado y en qué dirección vino.
  • Además de las pruebas dejadas en el coche, las piezas y residuos que estos coches dejan en el asfalto también son importantes en la investigación de accidentes de tránsito. Este es uno de los elementos más observados por los peritos en accidentes de tránsito quienes, en base a él, calculan la velocidad del coche en el momento de la colisión, así como el tiempo de reacción del conductor.

Hoy en día el trabajo de investigación de accidentes de tránsito se apoya en una serie de ayudas tecnológicas que reconstruyen el incidente de forma extremadamente completa. Por lo tanto, busque un abogado de accidentes y tenga la seguridad que este le aportará pruebas concretas para que pueda ser debidamente indemnizado.

 

COLABORAR CON LA POLICÍA

Cuando hay heridos y usted es testigo de un accidente de coche su colaboración puede ser de gran ayuda para el avance del caso y la construcción de un reporte policial. Si está en la capacidad y pudo observar minuciosamente el hecho, brinde su apoyo colaborando con la siguiente información: 

  • Datos personales de la persona involucrada en el accidente (si los conoce);
  • Matrícula y números de la placa del o los coches;
  • Dirección del sitio;
  • Fecha y hora;
  • Datos del otro conductor implicado (si los conoce);
  • Características del otro vehículo;
  • Breve relato del hecho.

 

DECLARACIONES PRECISAS DE LOS TESTIGOS

A menudo, recopilar testimonios de quienes presenciaron el incidente es el mejor punto de partida para una investigación de un accidente de tráfico. A partir de estos informes, el profesional que puede ser un abogado de accidentes puede trazar un esquema y comenzar su investigación comprobando la exactitud y veracidad de los puntos señalados por los testigos entrevistados.

Se entiende que el testigo, como sujeto ajeno a la controversia, no tiene interés directo ni indirecto en ella, y es por tanto una persona que, al amparo de la imparcialidad, acudirá a los tribunales a declarar sobre los hechos ocurridos. La ley establece una sanción en aquellos casos en los que, tras el testimonio, el tribunal concluya que el testigo no decía la verdad.

Es precisamente por esta obligación que la parte, antes de declarar, tiene que prestar juramento, para poder ser fuertemente ligado a él. Donde hay deberes, obviamente hay derechos, ya que son dos lados diferentes y necesarios de la misma moneda. El testigo, cuando sea llamado a declarar ante el tribunal, debe reproducir los hechos de manera clara y precisa, utilizando los medios de percepción con los que captó el suceso, ayudado por su intelecto, resultando en una captura de datos que aún no tiene carácter procesal, como tal sin la preocupación de emitir cualquier valoración sobre ellos. Una declaración precisa puede marcar la diferencia en la resolución de la demanda, ahorrar esfuerzos y tiempo de investigación para las partes involucradas.

© 2024 AbogadosConExperiencia.com Privacy Policy
Abogado Experience is trademark and dbe for the Heidari Law Group

 

 

 

 

 

Call Now Button